Acuerdos relacionados con Dinero Electrónico buscan masificar el uso de este medio de pago

Dinero electrónico es un medio de pago, es decir un instrumento que permite realizar transacciones en las que se adquiere un bien o un servicio. Su implementación, que se viene desarrollando desde el año 2014, no solo busca fortalecer la dolarización en el país, sino también reducir los costos que se generan por el hecho de tener que traer billetes y monedas que no son emitidas en Ecuador, por tratarse de una moneda extranjera y ponerlas a circular en el país. Se estima que anualmente se gastan cerca de 12 millones de dólares para poner a circular aproximadamente 2.000 millones de dólares que son la cantidad demandada de efectivo por año.

Al igual que otros medios de pago como las tarjetas de crédito o débito, facilitan las transacciones y agilizan los pagos, redundando así en beneficios para los ciudadanos que podrán contar con otro medio de pago, rápido, cómodo y seguro, siendo una opción más, de uso voluntario que se encuentra respaldada en dinero físico, es decir no crea una moneda paralela no respaldada.

De igual manera, es una forma de inclusión financiera que permite la inclusión de sectores que no se encuentran bancarizados. En Ecuador se calcula que cerca del 40% de la población no tiene una cuenta bancaria.

Uno de los objetivos de estos acuerdos es masificar el uso de este medio de pago que viene creciendo desde su creación.

Hoy en día hay 360.916 cuentas de dinero electrónico de personas naturales abiertas y desde el inicio de la gestión se han hecho transacciones por más de 45 millones de dólares y más de 4.800 establecimientos reciben este medio de pago.

Actualmente las cuentas funcionan sin ningún inconveniente, y se ha hecho un llamado a la ciudadanía a entender el mecanismo, familiarizarse con él y generar confianza en un medio de pago que está regulado y respaldado por el Banco Central del Ecuador.

#ProponleAlFuturo

Pin It on Pinterest