Mesas sectoriales de diálogo se trasladan a Riobamba para tratar temas de agricultura familiar, agroindustria, alimentos y otros

Por cuarta semana consecutiva, actores de entidades públicas y empresas y organizaciones privadas, se reúnen en las mesas sectoriales y temáticas instaladas por el Consejo Consultivo Productivo y Tributario. En esta ocasión, el turno es para el sector de agricultura familiar, agroindustria, alimentos y bebidas, frutas, legumbres y alimentos procesados.

Durante esta jornada, los asistentes se reúnen en la Universidad Nacional del Chimborazo, donde debatirán y presentarán sus posturas sobre las necesidades más importantes del sector para, luego del diálogo, generar propuestas que apunten a la optimización de la producción de uno de los sectores más importantes de la economía nacional, como lo es el agro alimentario.

De acuerdo a cifras oficiales, el sector agroindustrial en Ecuador destina su producción especialmente para el consumo interno de productos como maíz, arroz y azúcar, mientras que los principales productos de exportación en este rubro son los relacionados con el cultivo de palma africana y brócoli. En total, se estima que existen 1,46 millones de hectáreas que son utilizadas para cultivos permanentes mientras que 910 mil hectáreas son empleadas en cultivos transitorios.

En este sector, las provincias ubicadas en la región costa como Manabí, Guayas, Los Ríos y Esmeraldas, son las cuatro con mayor superficie agropecuaria. Por su parte, Chimborazo, Cotopaxi, Imbabura y Carchi, son las provincias de la sierra con mayor vocación agropecuaria.

Previo al inicio de la jornada, Edissón Garzón, representante del sector privado en las mesas sectoriales, por parte del Colectivo Proponle al Futuro, resaltó la importancia de la agricultura y destacó el trabajo previo que viene realizando el colectivo Proponle para reactivar el trabajo en el campo, mismo que se materializó el día sábado con el lanzamiento de la Gran Minga Agropecuaria. Esta fue una de las propuestas de campaña con la que se busca reducir los niveles de pobreza y aumentar el empleo en el campo, favoreciendo la producción agrícola por medio de varias estrategias puntuales.

De igual manera, Edisson Garzón, experto en temas de producción alimentaria y agroindustria, hizo énfasis en la necesidad de aprovechar la ubicación estratégica del país, la mega diversidad climática, y las bondades del suelo ecuatoriano como factores que hacen posible cosechar prácticamente durante todo el año, con el fin de aumentar la producción y de esta manera apostar a la exportación de productos de este sector.

Durante los últimos dos años, el valor de las agro-exportaciones ecuatorianas ha superado los 450 millones de dólares por año; sin embargo, el volumen de importaciones, si bien ha disminuido debido al aumento de producción nacional, aún es mayor. Por lo anterior, se espera que los resultados de las mesas de diálogo, apunten a encontrar propuestas que permitan seguir aumentando y mejorando la calidad de la producción nacional para garantizar la demanda interna, pero también para ser un país con vocación agro-exportadora y aportar así al ingreso de divisas al país.

Pin It on Pinterest